¿SIRVE EL FACTOR DE TRANSFERENCIA PARA EL CONTROL DE LA DERMATITIS ATÓPICA?

La dermatitis atópica es un trastorno de la piel que consiste en erupciones que producen irritación. Se debe a una reacción (parecido a una alergia) en la piel que genera hinchazón y enrojecimiento. La dermatitis atópica afecta aproximadamente al 10% de todos los bebés y niños. Aunque la causa exacta se desconoce, esta enfermedad es resultado de una combinación de condiciones hereditarias y otras cotidianas. Es más común en bebés de entre 2 y 6 meses y con antecedentes de padres con este mismo padecimiento.

El tratamiento de la dermatitis atópica se basa en corticoesteroides tópicos que pueden llegar a generar efectos indeseables en la piel. El efecto del Factor de Transferencia en la dermatitis atópica se debe principalmente a su capacidad de desbloquear los linfocitos T que conlleva a una regulación de la respuesta inmune alterada, con ello se logra una mejoría significativa. Diversos estudios analizados concluyen en el uso del Factor de Transferencia como un agente terapéutico seguro y eficaz en el tratamiento de la dermatitis atópica moderada a severa.

La principal función del Factor de Transferencia es modular el sistema inmune manteniéndolo en equilibrio. Una respuesta inmunitaria eficaz previene y controla la aparición de lesiones dérmicas producto de la dermatitis atópica.

Referencia:
Flores-Sandoval G, Gómez-Vera J, Orea-Solano M, López-Tiro J, Serrano E, Rodriguez A, EstradaParra S, Jiménez-Saab N [Transfer factor as specific immunomodulator in the treatment of moderatesevere atopic dermatitis]. Rev Alerg Mex. 2005;52(6):215-220.

MontBau ® 2018